Caminata por Las Mercedes

A las 10:30 en el bar de la Cruz del Carmen era la cita, el 18 de Julio. Unos minutos de debate para seleccionar la ruta que debía cumplir varios requisitos, no ser demasiado larga ni dura para estar al alcance de todos los asistentes, no discurrir por parajes habitados ni demasiado concurridos para poder disfrutar del desnudo. Nuestros “guías” Tomás y Suso se pusieron de acuerdo en breve y allá nos fuimos, adentrándonos en las frondas del precioso Monte de Las Mercedes, buscando el frescor y, admitámoslo, un lugar adecuado para el refrigerio que pensábamos disfrutar más adelante.
Tras un primer recorrido que empezó tras el mencionado bar llegamos a la carretera en un punto tal que al cruzarla se accedía a un camino con una barrera. Cierto que no es un camino de los “oficiales” pero cierto también que buscábamos discreción y, aún así, no estuvimos del todo solos. Pasada la barrera procedimos a desnudarnos y a partir de ahí disfrutamos de un recorrido de aproximadamente hora y media seguido de un desvío a la vuelta que nos llevó a un altozano en el que reponer fuerzas.
El encuentro con unos excursionistas que se tomaron nuestra desnudez con franca naturalidad compensaron con creces los desafortunados encuentros con zarzas importunas. La temperatura perfecta, las vistas espectaculares, la charla distendida y la conjunción de desnudez y naturaleza hicieron de la experiencia una delicia.

Caminata Mayo 2010 por La Tejita

Una jornada deliciosa. No se puede definir de otra manera. A las 11 estábamos los asistentes ya reunidos en el parking de La Tejita en el cruce hacia la cueva del Hermano Pedro. Lo primero, las presentaciones, hoy se incorporaban un nuevo socio y una familia de amigos que también se plantea asociarse. En dos de los coches no repartimos para ir hacia la urbanización de La Mareta donde iniciamos la ruta. Pedro, en su buen quehacer de organizador, nos amenizó el trayecto con informaciones históricas, y geográficas, incluso con la triste “leyenda” de María y su desconsolada espera de su marido Juan en el saliente de roca de la Playa de Leocadio Machado. Recorrimos la propia Playa de La Tejita antiguamente llamada del Confital, bordeamos la Montaña Roja por su base por encima del Llano de Rojas y llegamos a las calas de roca donde paramos a comer. Los niños nos dieron una lección de buena forma física e intrepidez y los mayores disfrutamos del sol y de la brisa en un ambiente relajado y distendido sin apenas percatarnos de las miradas sorprendidas de algunos paseantes. Ciertamente es probable que llamásemos la atención un poco, ojalá que pronto deje de ocurrir porque nuestras excursiones nudistas sean tan frecuentes que a nadie le sorprenda encontrarse con mochileros desnudos. 

Caminata por Las Mercedes

La organización fue un poco precipitada, pero ante la sugerencia de Tomás de hacer una caminata nudista por uno de los numerosos senderos que cruzan el Monte
de Las Mercedes, algunos
no pudimos resistir la tentación. Hoy, Día de Todos los Santos, amaneció soleado y más parecido a un día de verano que al otoño avanzado que corresponde, pero la situación en La Cruz del Carmen, punto de encuentro para nuestro trayecto,
era bastante distinta. Las nubes bajas con incluso algo de neblina amenazaban, si no lluvia, si un cierto “chipi chipi” incómodo que no parecía muy favorable para internarse un un monte con un vegetación extraordinaria debida en gran medida a su humedad. Y encima, desnudos. Pero lo hicimos y pasamos una mañana magnífica. Tomás nos amenizó el trayecto con sus conocimientos expertos en botánica y tuvimos la ocasión de conocer a un nuevo socio de NATURATEN, Santiago, al que no conocíamos personalmente ya que se
incorporó al grupo después de las jornadas de La Veredita. Después de unas tres horas de excursión nos sentamos a comernos unos bocadillos para recuperar fuerzas y entrar en calor. Luego la vuelta e, inevitablemente vestidos, un café de despedida en el bar de encuentro. Seguro que repetiremos con más socios.